La Agencia Tributaria nos aprieta de nuevo las clavijas: Modelo 347 en Enero.

Comenzamos el último trimestre del ejercicio y La Agencia Tributaria de nuevo incrementa el control sobre empresas y autónomos. A partir de Enero de 2018, la Agencia Tributaria adelanta al mes de Enero el modelo 347 de operaciones con terceros .

El objetivo según la Agencia Tributaria, es  “homogeneizar los plazos de presentación de las declaraciones informativas” ya que otras declaraciones informativas como el modelo 180 o 190 también se presentan en este mes, sin embargo, el objetivo real por parte de la Hacienda, es tener un mayor control de las empresas.

El modelo 347 es uno de los modelos que hasta ahora mayor información le daba a Hacienda, ya que el cuadre entre cliente y proveedor era directo, es decir si un cliente informaba a hacienda que un proveedor le había facturado en un año 48.000 euros, el proveedor debía de informar el mismo importe porque si no Hacienda te enviaba una carta para verificar cual era la cifra correcta.

Esta información que al principio se preparaba en el mes de Marzo, pasó hace unos años al mes de febrero y además obligó a dividir la facturación anual de forma trimestral, facilitando el control de hacienda ante posibles adelantos o retrasos del IVA soportado o repercutido, y ya para terminar de controlar todos los movimientos, La Agencia Tributaria incluyó en el mismo modelo la obligación de informar de determinados cobros realizados en metálico.

Pues ahora la Adminstración se empeña en seguir aumentando las obligaciones de información a las empresas sin darse cuenta de los gastos de gestión que dicha obligación implica a nuestras sociedades. Hacienda, desde su perspectiva alejada de la realidad de la economía nacional no tiene en cuenta que las empresas tardan en enviar las facturas, que éstas las tienen que recibir los clientes, las tienen que cuadrar con los albaranes recibidos, las tienen que aprobar los técnicos y posteriormente éstas se contabilizan y finalmente se declaran en los modelos oficiales. Además, tampoco tienen en cuenta que a final de año está la Navidad que en muchas actividades retrasan operativamente a las empresas hasta finales de la primera semana de enero, y que en dichas fechas se acumulan para las empresas otras obligaciones fiscales como el IVA o las retenciones tanto del último trimestre como el resumen anual.

Teniendo en cuenta que Hacienda ya tiene la información de la mayor parte de las facturas que reciben de las grandes empresas cada 4 días gracias al SII (Suministro Inmediato de Información), no tiene sentido que vuelva a apretar el tornillo de las empresas para ganarle solamente 1 mes de adelanto de la información a recibir de las empresas. Sin embargo, esto a Hacienda le da igual. Lo que realmente les interesa es que el cliente y el proveedor no se puedan poner de acuerdo en la cifra a declarar, como venía siendo práctica habitual. Y tampoco le interesa que el mes de Enero, uno de los meses más complicados del año para los asesores, se vea todavía más cargado de trabajo con la presentación del modelo 347.